jueves, 14 de noviembre de 2013

Cazando al Monstruo de Debajo de la Cama

Hace poco llegó a la Agencia de Detectives el aviso de un nuevo Monstruo de la Oscuridad. Un equipo de Detectives fue rápidamente a la casa donde había sonado la alarma y cuando llegaron vieron que se trataba de un Monstruo de Debajo de la Cama. Sin perder tiempo se organizaron y entre todos trazaron un plan para capturar al monstruo.

Toda la casa estaba a oscuras y los detectives sólo contaban con la ayuda de las herramientas que tenían entre manos, su ingenio y valor, sabían que trabajando en equipo podrían rodear al monstruo y atraparlo en un frasco de cristal para luego llevarlo a la Agencia. Allí se encargan de que se los monstruos se vuelvan buenos y dejen de asustar a los niños.

Empezaron mirando en las habitaciones, sin mucho éxito... el monstruo ya se había ido a otra parte de la casa, así que siguieron buscando. De vez en cuando oían risitas o golpes que no sabían muy bien de dónde procedían, pero en ningún momento dejaron que el miedo les venciera. Estuvieron a punto de atrapar al monstruo en una ocasión, ¡pero en el último momento se les escapó!

Sin que el miedo ni el cansancio puedieran con ellos, siguieron buscando pistas y huellas. Al final decidieron tenderle una trampa. Se quitaron los calcetines y los colocaron debajo del sofá del salón (a los Monstruos de Debajo de la Cama les chiflan los calcetines usados). Cuando estuvieron todos escondidos y preparados el monstruo apareció de entre las sombras. Conteniendo la respiración, el Detective Veterano hizo la señal y ¡entre todos atraparon al monstruo! Tuvieron que ser muy rápidos pues este monstruo en concreto era muy resbaladizo y rápido. Al final lograron meterlo en el frasco de cristal y lo sellaron bien fuerte.